Registro de seguidores

domingo, 8 de enero de 2017

De gasolinas y gasolinazos



Comenzando por el principio, quisiera precisar que la gasolina es un combustible líquido derivado del petróleo y obtenido por destilación de las fracciones ligeras del mismo. Químicamente, es una mezcla de cientos de hidrocarburos individuales con cadenas que van desde cuatro hasta 11 carbones combinados con hidrógenos pero sin oxígenos, es decir, es un compuesto completamente reducido. La capacidad energética de la gasolina así como la de su compuesto hermano el diesel, son la más altas de todos los combustibles disponibles actualmente y esto se debe precisamente a la combinación exacta de tamaño y estructura. Desde su descubrimiento en 1865 hasta su distribución masiva que comienza en los años 50s, la movilidad individual se basa en la explotación de este compuesto dentro de motores de combustión interna mientras que el transporte de mercancías se realiza quemando diesel en motores de compresión. La empresa nacional Petróleos Mexicanos (PEMEX) ha producido gasolina para consumo nacional desde 1938 y es solamente a partir de 2004 que comienza a importarla de manera tal que para 2016 se espera que el 62% del combustible provenga de otros países como son Estados Unidos, Países Bajos, España, India, Bahamas, Antillas Holandesas, Francia y Trinidad y Tobago.

Todos sabemos que en México se venden actualmente dos tipos de gasolina, la Magna y la Premiun, paro pocos que la diferencia entre las dos es el octanaje que químicamente corresponde a la fracción de los componentes que posee 8 carbones (entre más alto el porcentaje mayor el octanaje) y que resulta en una mejor combustión y eficiencia de los motores. La mayoría de los autos funciona perfectamente con Magna pero es importante que se revise el manual del propietario para confirmarlo.

El gobierno de Estados Unidos impone un impuesto especial a la venta de gasolina desde 1911 siendo actualmente de 48.8 centavos/galón. Si consideramos que el precio promedio de la gasolina en Estados Unidos es de US$2.5/galón prácticamente el 20% de la venta se retiene como un impuesto destinado a la mejora de carreteras. En México la venta de gasolina y diesel es gravada por dos impuestos: el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS) siendo éste un tributo con tasa variable que permite ajustar el precio internacional de los combustibles con el administrado por el Gobierno Federal. La volatilidad de los precios en los mercados internacionales en conjunto con la política de precios estables en el mercado interno ha provocado que este impuesto funcione en ocasiones como un subsidio a la venta final de estos productos.

El monto del IEPS se determina conforme al diferencial de los precios de los hidrocarburos entre México y Estados Unidos. Cuando la gasolina es más barata en Estados Unidos que en México, hay un impuesto, cuando es más cara, hay un subsidio. A mayor diferencia de precios, mayor el subsidio. Para enero de 2017 el precio de los combustibles en México se compondrá de la siguiente manera:


Precio al consumidor
Aumento con respecto a 2016
Fracción del aumento por ajuste de costos
Fracción del aumento por impuestos
Porcentaje del precio por impuestos (comparado a 2016)
Pesos / litro
Gasolina Magna
15.99
2.01
1.31
0.70
36 
Gasolina Premium
17.79
2.98
1.03
1.94
37 
Diesel
17.05
2.42
2.42
- 0.21
37 

De éste análisis podemos deducir que el aumento para la gasolina Magna se debe más a un aumento en el costo de producción o de importación que a un aumento de impuestos mientras que para la Premium es al revés, impactando más el aumento al impuesto que el costo real del combustible. En el caso del diesel el impacto proviene totalmente del costo del producto ya que el impuesto se reduce 8% con respecto al 2016.

Para 2017 y debido a los  bajos precios de la gasolina en Estados Unidos, sostener el precio de venta al consumidor hubiera implicado un subsidio federal de 200 mil millones de pesos. La decisión del Congreso de la Unión de no asignar más recursos para el subsidio compensatorio a los combustibles es el origen principal del aumento de los precios que no la liberación de los mismos, situación que ocurre de manera simultánea al dividirse el territorio nacional en 83 regiones con precio de venta máximo diferenciado. Estas diferencias se deben a distintos costos de transporte y logística quedando compuesto de la siguiente manera:

1) Los precios de referencia internacional para cada combustible
2)  Los costos de transporte, importación, flete y distribución de PEMEX
3) Otros conceptos, incluyendo impuestos aplicables y el margen comercial para las estaciones de servicios

Los precios al consumidor que se describen en la tabla anterior corresponden a los del mes de enero de 2017. A partir del mes de febrero se harán dos actualizaciones semanales y posteriormente se harán diariamente. Para el estado de Morelos, la liberación de precios no ocurrirá hasta el 30 de noviembre próximo. Cabe hacer notar que para cuando esto ocurra y gracias a la posición privilegiada de nuestro estado dentro del territorio nacional, el precio máximo de los combustibles será de los más bajos.

Por supuesto que estos cambios impactarán de manera inevitable la economía. A sólo una semana del anuncio ya se realizaron incrementos en la tarifa del transporte público y seguramente veremos también un aumento en los precios de gran variedad de productos, sin embargo, es importante cuidar dos aspectos. El primero es que de ninguna manera se justifica un aumento en una proporción mayor al 15% en promedio que aumentarán los combustibles y, segundo, que estos aumentos debieran ocurrir en una sola ocasión, es decir, que no debieran adquirir una dinámica de espiral.

De momento la predicción de los precios internacionales de gasolinas considera que se van a mantener estables durante todo 2017 por lo que no se esperarían aumentos significativos en los precios de venta al consumidor mexicano durante el resto del año.

Desde hace varios meses he expresado en esta columna la conveniencia de transitar hacia la producción de biocombustibles. Esta conveniencia se ha convertido en una necesidad real y además, en una extraordinaria oportunidad de negocio.

Información adicional

Ya es tiempo de los biocombustibles

Presentación del libro "Jatropha en Morelos, un ejercicio de sustentabilidad". Guía para  inversionistas interesados en la producción de biocombustibles

Comparación de propiedades entre diferentes combustibles

Metodología para la determinación de precios máximos de combustibles en 2017

Precios máximos para los combustibles vigentes para enero 2017

Comunicados oficiales sobre la liberación del mercado de las gasolinas

Perspectiva internacional sobre la liberación de los precios de combustibles en México

Estudios del Instituto Mexicano de la Competitividad sobre el subsidio a la gasolina



3 comentarios:

  1. Duda,comenta lo siguiente en su columna:

    "El monto del IEPS se determina conforme al diferencial de los precios de los hidrocarburos entre México y Estados Unidos. Cuando la gasolina es más barata en Estados Unidos que en México, hay un impuesto, cuando es más cara, hay un subsidio. A mayor diferencia de precios, mayor el subsidio"
    y posteriormente menciona:
    "Para 2017 y debido a los bajos precios de la gasolina en Estados Unidos, sostener el precio de venta al consumidor hubiera implicado un subsidio federal de 200 mil millones de pesos."

    Por el primer parrafo me diría que se cobraría impuesto, pero no se si no entendí bien..

    Gracias por su aclaración.

    ResponderEliminar
  2. Cuando el precio de venta de un bien es fijado por una autoridad entonces pueden ocurrir dos situaciones. Que el costo de producción/importación/distribución sea menor del precio de venta con lo existe utilidad. Por otro lado podría ser que el costo sea mayor que el,precio de venta por lo que se incurriría en déficit. Por ser un precio controlado por el gobierno entinces existe obligación del mismo para subsanar ese déficit con recursos fiscales provenientes de la misma venta. Es por eso que en ciertas condiciones el IEPS se comporta como impuesto (utilidad) o como subsidio (déficit). Una ves ajustado el precio de venta al costo de producción/importación/distribución + ganancia del minorista, entinces el déficit se distribuye entre todos los consumidores finales.

    ResponderEliminar
  3. Cómo consiguió los datos de costos, de Pemex y los otros proveedores
    Los costos de EU son mucho menores, siempre es impuesto, no hay subsidio

    ResponderEliminar